Momentos de presencia extrema de Dios en nuestro servicio de adoración.